Todo lo que hay que saber del fósforo en los cultivos agrícolas

¿Para qué sirve el fósforo en los cultivos?

El fósforo, junto al nitrógeno y el potasio, es uno de los nutrientes esenciales que necesitan nuestros campos. Es un actor principal en la fotosíntesis y el transporte de nutrientes a la planta, esto se traduce en que es fundamental para:

  • Crear las raíces.

  • Potenciar la floración.

  • Cuajado de los frutos. 

En resumen sin la cantidad adecuada de él no seremos capaces de tener campos productivos y rentables

Qué ocurre a los cultivos cuando no tienen fósforo

Dependiendo de nuestros campos estos son algunos de los síntomas que se podrán ver en las plantas cuando no tienen fósforo suficiente:

  • No crecen.

  • Sus raíces no se desarrollan.

  • No tienen hojas suficientes.

  • Retrasa y disminuye su floración.

  • La cuajada de frutos es deficiente.

  • Tienen menos semillas o son de baja germinación.

  • Sus hojas son verde muy oscuro. 

  • Sus tallos no se desarrollan, se quedan cortos y delgados.

  • Sus flores y frutos son de baja calidad.

Cerezos tratados con fósforo Vital Power Phos

Cómo saber si nuestros cultivos necesitan fósforo

Más allá del examen visual se debe hacer un análisis completo de una muestra de las tierras que incluya, al menos, estos tres datos sobre el fósforo cuando lo recibamos:

  • Fósforo total: con este dato el agricultor no sabe de cuanto de él pueden disponer sus cultivos. 

  • Fósforo disponible por métodos Olsen (suelos alcalino) /Bray (suelos ácidos): con esta cifra, lo primero que descubrimos es cuanto podría (en teoría) “comer” la planta de las tierras que tenemos. 

  • Fósforo asimilable: es el dato más relevante del análisis, porque nos dice cuánto llegará a la planta de las tierras en las que estamos cultivando. 

Los suelos de España son, en general, calcáreos, por tanto tienen mucho calcio al que se queda agarrado el fósforo. Por eso hay que tener en cuenta que, aunque el fósforo total nos de alto, el asimilable será bajo porque se forman fosfatos insolubles

Si tienes alguna duda sobre cómo interpretar estos datos en Zoberbac podemos ayudaros a entender mejor estos datos y aconsejarte en info@zoberbac.com, sin ningún compromiso.

Cómo tomar correctamente una muestra de tierra para su análisis

Analizar la tierra es importante, pero, tan importante como el análisis, es cómo tomamos la muestra que nos dará los datos necesarios para ayudarla correctamente. 

Debemos tener en cuenta que el fósforo no se mueve por el suelo, así que el que encontremos en una capa superficial no tiene por qué estar en el subsuelo, la profundidad quedará marcada por el cultivo. Además, hay que pensar que, por ejemplo, no es lo mismo tomarlo bajo la copa que entre dos árboles. 

Normalmente, el laboratorio nos indicará cómo tomar las muestras o nos darán las indicaciones necesarias para realizar la cata o extracción de tierra de forma correcta. 

Qué hay que tener en cuenta a la hora de aplicar el fósforo

  • Temperaturas de la zona de cultivo (por debajo de 13º comienzan los problemas de asimilación). 

  • Riego de los mismos, el fósforo se asimila mejor con agua. 

  • Textura del suelo: cuanto más arenosa, más agua y menor asimilación, porque permanece menos agua en la tierra y cuanto más arcillosa más aniones (más elementos) y mejor fijación del fósforo.

  • Drenaje del suelo facilita la absorción, cuanto más compactados menor será la oxigenación. En tierras como las andaluzas, donde encontramos una capa sólida bajo la tierra de cultivo, la asimilación se verá afectada por esta asfixia, además de que las raíces no tendrán espacio para crecer. 

Cuál es la relación del PH del suelo con el fósforo

El pH del suelo es uno de los condicionantes para la asimilación del fósforo. Éste, junto a la materia orgánica, son los únicos que pueden desfijar elementos en la tierra. 

El pH7 es el neutral, por encima de él la tierra tendrá un problema de calcio, será una tierra alcalina y, por debajo, con un pH5 el problema será aluminio, mientras que con un pH3 el problema será el hierro

Podemos decir que el pH ideal para la asimilación de fósforo está entre 6,2 a 6,7, pero hay que tener en cuenta que regular el pH del suelo es muy complicado, ya que no varía en años. Por lo que, sin lugar a dudas, tenerlo en cuenta es fundamental a la hora de aplicar dosis adecuadas

Por qué debemos usar ortofosfatos 

El fósforo de ortofosfatos o de molécula simple consigue que la planta asimile de manera rápida el fósforo porque es una molécula de asimilación rápida, aprovecha hasta un 80% de lo que se aplica. 

En el caso del Vital Power Phos es un fósforo orgánico va asociado a la leonardita y sus ácidos orgánicos, que al aplicarlo asociado al agua se echa con el riego, lo que supone un considerable ahorro de tiempo da los mejores resultados. Es orgánico, activo y eficiente. En mes y medio es capaz de llegar a nueve pulgadas de profundidad, mejora la retención de agua en suelo  y protege a las raíces contra la salinidad.